huasca1

Actividades

Pueblear: vale el cliché para el pintoresco pueblo de Huasca de Ocampo, llegando puede visitar la Peña de Aire, que tiene una vista panorámica a un inmenso cañón, que deja sin aliento. De ahí nos lanzamos al Rancho Santa Elena para hacer bici de montaña-dosis de adrenalina incluida. Al día siguiente, el hotel La Casa Azul puede coordinar un inolvidable vuelo en globo aerostático, más tarde, para calmar las emociones, pasear por los jardines de San Miguel Regla. Se propone hacer San Lunes, porque ese día se pone un mercado de agricultores los de la región. Aprovechar también para visitar los Prismas Basálticos, porque en fin de semana la multitud le quita encanto.

Visitar atracciones naturales:El parque nacional del Chico, El cañón de Peña del Aire, Los prismas basálticos, El bosque del Zembo,El parque eco turístico de San Miguel Regla, El Huariche.
Visitar atracciones históricas: Las pirámides de Teotihuacán, La zona minera de Real del Monte, San Juan Hueyapan conocida como la madre de todas las haciendas”, Ex Hacienda de Santa María Regla, Ex Hacienda de San Miguel Regla.

Gastronomía del lugar: pastes, barbacoa, mixiotes, gusano de maguey, fruta y verdura fresca de la temporada, muéganos y palanquetas de piloncillo, pulque y rompope.

Historia de Huasca

Fundado entre los años 1760 y 1780 por don Pedro Romero de Terreros, nombrado conde de Regla por la corona española, quien construyó las haciendas de San Miguel Regla, San Francisco Javier, San Antonio Regla y Santa María Regla, donde se beneficiaban del oro y la plata de las minas de la región.

Población

Su población, indígena y mestiza, principalmente se dedica a las actividades del campo, pero también al comercio, por ello en Huasca es muy fácil encontrar prendas de lana, objetos de barro y muebles de madera, así como levadura de pulque, pan de nata y quesos frescos. Además de español, su población indígena habla el náhuatl y el otomí.

pueblo magico